Historia

La historia empezó a escribirse un 15 de Enero de 1928, cuando un grupo de jóvenes deportistas se reunió con el objetivo de crear una entidad sin fines de lucro, el cual fue llamado Club Deportivo 23 de Agosto. Luego, tras una reorganización del club, el primer presidente fue Tomás Yufra, quien decidió cambiar el nombre a “Club Atlético Gimnasia y Esgrima de Jujuy”, cuya primera sede se ubicó en el Pasaje Ernesto Claros N°280, del barrio centro de nuestra ciudad capital.

Ya en el año 1960 con Carlos Danielo a la cabeza, se puso en marcha el proyecto de construir el estadio del club, el cual finalizó el 18 de Marzo de 1973 con la inauguración del Estadio 23 de Agosto; ese día Gimnasia y Esgrima enfrentó a Vélez Sarfield de Catamarca, ganando el conjunto Albiceleste por 2 a 0.

A lo largo de la historia de la institución jujeña, hay muchos momentos para recordar:

Un 6 de Septiembre de 1970, Gimnasia y Esgrima de Jujuy debutó en los Torneos Nacionales de AFA, enfrentando nada más y nada menos que a Boca Juniors en el estadio La Bombonera, perdiendo por 3 a 1. El gol del conjunto jujeño fue convertido por Luis Alberto “el Mono” Siacia.

Ya en el año 1986, un 10 de Junio, Gimnasia y Esgrima de Jujuy asciende al Nacional “B”, temporada 86/87 tras ganarle a Talleres de Perico desde los doce pasos por 3 a 1 en el estadio de Altos Hornos Zapla.

Esa temporada, al equipo le costó afianzarse en la categoría y tras dos años de duro esfuerzo, descendió al Torneo del Interior, dos años más tarde.

El 27 de Junio de 1993, Gimnasia y Esgrima de Jujuy empezó a escribir una de las hojas doradas en su historia, ya que se consagró campeón del Torneo Inter-Zonal Noroeste y ascendió al Nacional, venciendo a Chacarita Juniors.

En el encuentro de ida, el “Funebrero” ganó por 1 a 0, pero en la vuelta, ante un 23 de Agosto repleto, el “Lobo” ganó por 3 a 1 con goles de Mario Lobo, Carlos “el Chato” Rosas y Morelli, para conseguir el ansiado regreso a la segunda categoría del fútbol argentino.

Un año más tarde, el 25 de junio de 1994, de la mano de Francisco “Pancho” Ferraro, los jujeños se consagraron campeones del Nacional B, ganando de punta a punta el torneo y consiguiendo el ascenso a la máxima categoría del Fútbol Argentino, en la cual permanecería hasta el año 2000.

Tras estar cinco años en la segunda categoría de AFA, el equipo de Jujuy vuelve a gritar campeón ganando el Clausura 2005 del Nacional B con Mario Gómez en el banco. El 2 de Julio de 2005 asciende nuevamente a Primera, ganando el segundo ascenso a Huracán. En la ida, Gimnasia ganó 1 a 0 con gol de Franco Sosa en Parque Patricios. En la vuelta empata sin goles en el 23 de Agosto.

El primer torneo en Primera División fue malo, ya que el equipo de Mario Gómez solo consiguió 18 puntos en 19 fechas, pero para el Clausura 2006, el conjunto albiceleste realizó una excelente campaña en la cual sumó 34 puntos y fue coronada con el cuarto puesto, igualando así la mejor campaña de su historia.

En 2009, Gimnasia y Esgrima de Jujuy descendió nuevamente al Nacional B, donde se encuentra hasta la actualidad. En la primera temporada, de la mano de Héctor Arzubialde, el equipo consiguió 54 puntos, mientras que la temporada siguiente, con el regreso de Francisco Ferraro en la conducción técnica, el equipo totalizó 34 puntos y alcanzó el 5to puesto.

El 18 de Junio de 2011, se volvió a inaugurar el Estadio 23 de Agosto, para ser sub-sede de la Copa América que se disputó en la Argentina. Dicho estadio fue remodelado para la ocasión, amplió su número de espectadores y desde ese momento es declarado orgullo para todos los jujeños.

El 18 de Julio de 2014, el equipo que conducía en ese entonces Mario Alfredo Sciacqua, se salvó milagrosamente de perder la categoría en la última fecha, ganándole a Aldosivi de Mar del Plata por 3 a 1 con goles de Facundo Callejo, Matías Quiroga y Milton Céliz. Ese día necesitaba de otros resultados para conseguir esta hazaña, que fue acompañada por los triunfos de Almirante Brown y Brown de Adrogué, lo cual generó que a cancha llena, los jujeños celebren la permanencia como si hubiera sido un título.

Muchos jugadores son recordados por los hinchas albicelestes, pero sin dudas los más reconocido son Mario Humberto Lobo, quien con 141 goles es considerado el goleador histórico del club jujeño y Daniel Esteban Ramasco, quien defendió la camiseta de la institución en 299 ocasiones, convirtiéndose en el jugador con más presencias en la historia albiceleste.

También se destacan el “bocha” Senrra, Daniel Quevedo, el “mono” Siacia, “carucha” Lugano, Hugo “Pajarito” Conde, Daniel “Rana” Valencia, Roque Segundo Escobar, Jairo Morales Santos, Héctor Arzubialde, Alejandro González, Manuel Guerrero, Carlos “chato” Rosas, Hernán Castellano, los hermanos Casartelli, Walter Busse, entre otros.

Sin duda alguna Gimnasia y Esgrima de Jujuy, es uno de los clubes grandes del interior, con una rica historia, historia que no se escribiría sin los hinchas, aquellos que sufren, cantan, lloran de alegría y de tristeza, que están en las buenas y en las malas, sin importar que haga calor o frio, llueva o truene. Que acompañan al equipo donde juegue, es por eso que es

considerada la hinchada con más kilómetros recorridos de la Argentina, porque en donde juegue el equipo, siempre habrá un jujeño alentando. Y porque sin la hinchada, el club no sería lo que es, Gimnasia y Esgrima es Jujuy, una institución que cuenta con todo el apoyo de una provincia que quiere volver a verlo codearse con los equipos más importantes del fútbol grande de la Argentina.


Mario Humberto Lobo, es el máximo goleador de la historia del Club Gimnasia y Esgrima de Jujuy con 141 tantos en 254 partidos.
Mario, tuvo 4 ciclos defendiendo la camiseta albiceleste. Realizó las divisiones inferiores en el conjunto jujeño, pero debutó en el año 1987 defendiendo los colores de Independiente de Avellaneda. El segundo ciclo fue entre los años 1992-1996, logrando los ascensos del Torneo del Interior a la B Nacional en el año 1993 y de la B Nacional a Primera División en el año 1994.

Tras un paso por el futbol chileno, regresó en 1997 al Lobo Jujeño, donde permaneció hasta el año 2000 cuando el equipo jujeño descendió a la B Nacional.

Por último, ya en el epílogo de su carrera defendió los colores del Lobo Jujeño durante los años 2002 y 2003.

Además, también es el goleador de la institución en Primera División con 46 goles




Con 299 presencias con la camiseta del Lobo Jujeño, Daniel Esteban Ramasco es el jugador que más veces vistió la camiseta de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, superando a Alejandro González que llegó a defenderla en 275 oportunidades.

El "Gato", llegó a Gimnasia de Jujuy en el año 2002 y permaneció con vigencia siendo el capitán por casi 10 años. Su último partido en la institución fue el 14 de Junio de 2013 en la derrota por 1 a 0 ante Huracán.

Por otra parte, Hernán Castellano, es el jugador que más veces defendió la camiseta de Gimnasia de Jujuy en Primera División con 145 presentaciones. Las mismas son entre los años 1994 - 2000.





    Blogger Comment
    Facebook Comment