Gimnasia igualó en su visita a Santa Fe

En el marco de la 13ra fecha de la Zona A de la B Nacional, Gimnasia y Esgrima de Jujuy visitó a Colón de Santa Fe en el estadio Brigadier López y en un atractivo partido de ida y vuelta, se trajo un valioso punto al igualar sin abrir el marcador. Ariel Penel "juez" del partido, privó a la visita de quedarse con los tres puntos al anular un gol legítimo cuando el partido transcurría sus últimos minutos de juego.

Luis Arturo Peralta, de buen partido, maneja el balón ante la marca de Pavón

En el inicio quien tomó la iniciativa fue el local, que con sus líneas adelantadas y presion alta buscaba impacientar a la defensa de Gimnasia que bien ordenada no sufría sobresaltos.

Pasando los cinco minutos, los dirigidos por Mario Sciacqua se reacomodaron en el campo de juego y con una buena participación de Sebastián Ereros, quien se hacía eje de todos los circuitos ofensivos, emparejó el juego.

Sobre los ocho minutos, el mismo delantero ex Vélez fue quien recibió el balón por el sector izquierdo, se sacó de encima a Ballini y Lazzaroni, pero cuando se disponía a rematar de zurda apareció la pierna salvadora de Matías Ballini para enviar la pelota al tiro de esquina.

De ese córner desde el sector izquierdo, apareció el soberbio cabezazo de Sebastián Sánchez tras un centro de Marcos Sánchez, que obligó la estirada de "fatura" Broun para evitar la caída de su arco.

El encuentro era todo del conjunto albiceleste vestido en esta oportunidad con su camiseta alternativa, hasta que sobre el cuarto de hora de juego, apareció Lucas Alario quien con un cabezazo exigió al golero Ojeda que con una volada espectacular mantuvo la igualdad en el marcador.

El partido era dominado por la visita, que con Sebastián Ereros jugando a la espalda de la línea de cinco volantes que presentó el local, impacientaba constantemente a los defensores sabaleros ya que sumado al buen partido del diez, Maki Salces y Luis Peralta se mostraban muy movedizos para ser opción de pase y así asistir a Miranda.

Pasada la media hora de juego, llegó otra situación clara para los visitantes, cuando Diego López proyectó por el sector derecho con libertad para asistir a Ereros que recibió de zurda, se acomodó y lanzó un derechazo que se fue mordido y lejos del palo izquierdo de Broun.

Así nos fuimos al descanso, con un Lobo Jujeño que se mostraba muy superior a su rival pero que pecaba por la falta de eficacia a la hora del último toque. Por lo que tenía que irse a los vestuarios conformándose con el empate en cero.

Raúl Poclaba intenta tapar el remate de Alario. El volante jujeño nuevamente fue
el termómetro del equipo y promedio un muy buen partido.
En el complemento la historia cambió porque Osella decidió cambiar el sistema táctico de sus dirigidos y pasó de jugar con un 4-5-1 a un sistema 4-3-1-2, es por eso que mandó a la cancha al ex Gimnasia de Jujuy, David Ramírez y a Fernando Tellechea en lugar de Yamil Garnier y Gustavo Villarruel respectivamente.

Estas variantes provocaron que el local sea más vertical, por lo que los dirigidos por Mario Sciacqua tuvieron que replegarse, juntar sus líneas y apostar a jugar de contraataque.

Minutos más tarde, Marcelo Berza reemplazó a Héctor Desvaux que tuvo que abandonar la cancha por una molestia física. Pero el equipo no sintió el cambio y pudo reacomodarse rápidamente en defensa para no pasar sobresaltos defensivos.

El partido pareció caer en un pozo, del cual pudo salir sobre la media hora de juego del complemento, cuando tras un centro desde el sector izquierdo, Sebastián Sánchez levantó su remate cuando se encontraba a un metro del arco, en lo que fue la situación más clara para la visita.

Pero esto no sería todo, ya que dos minutos más tarde Marcos Sánchez proyectó por el sector izquierdo y lanzó un centro rasante que tras rebotar en el pie de Lazzaroni terminó estrellándose en el palo derecho de Broun que vencido miraba como su arco se salvaba de encontrarse abajo en el marcador.

El conjunto norteño nuevamente era más que su rival en el cierre del partido, y a falta de cuatro minutos para el cierre del encuentro, Osvaldo Miranda ganó en un cuerpo a cuerpo con Landa y con un derechazo al primer palo abrió el marcador. Pero el arbitro Ariel Penel vio una carga ilícita del delantero sobre el defensor (a nuestro entender inexistente porque el choque fue hombro con hombro) y decidió anular el tanto.

Los últimos minutos fueron del local que empujado con su gente fue en busca del agónico gol que rompa la paridad, pero constantemente chocó contra el cerrojo defensivo que montó el conjunto albiceleste.

Asi se nos fue el partido, donde Gimnasia mereció más que un punto, pero en los últimos minutos terminó defendiendo con uñas y dientes la igualdad con la cual continúa como escolta junto a Colón, pero que ambos pueden caer al tercer puesto si Boca Unidos gana su partido.


Publicar un comentario

0 Comentarios