Gimnasia jugó un mal partido y cayó en Berisso

En el marco de la vigésimo sexta fecha de la B Nacional, Gimnasia y Esgrima de Jujuy jugó un pobre partido en Berisso y cayó ante un rival directo como lo es, Villa San Carlos por 2 a 1. Mendoza y Fernandes Silva marcaron para el local, había descontado Callejo para el Lobo Jujeño.

Matías Quiroga gana en lo alto a Slezack (foto: El Tribuno)
En un encuentro con bajo nivel futbolístico, el Lobo Jujeño dirigido por Mario Sciacqua retrocedió varios pasos en su nivel de juego y cayó ante el pobre Villa San Carlos que cosechó su segunda victoria en la temporada. Sí, otra vez Gimnasia de Jujuy se cae en los partidos ante rivales directos y termina levantando a los equipos que vienen con rachas adversas.

Desde el inicio, el local Villa San Carlos fue en busca de los tres puntos. Fue así que tras cortar en mitad de cancha, Gonzalo Raverta lanzó un centro al punto del penal para que Diego Mendoza anticipe a un distraido Sánchez y abra el marcador en el Genassio Salice.

Este gol pareció no despertar al conjunto visitante y un minuto más tarde, otra vez Mendoza remató rasante al palo izquierdo de Hoyos, pero el remate se fue pegado al palo.

Era lógico, el gol tempranero parecía haber sido un golpe para el conjunto albiceleste que no lograba hilvanar ideas de juego y apostaba al pelotazo en busca de Céliz, Quiroga y Callejo.

Fue así que sobre los 18' Franco Sosa mediante un cambio de frente de 50 mts intentó asistir a Facundo Callejo, pero el delantero en su afán de definir rápido terminó errando el cabezazo. Esta fue un tenue aviso del Lobo Jujeño que lentamente empezaba a despertarse.

Ocho minutos más tarde, apareció Mílton Céliz encarando de derecha a izquierda y lanzando un remate que se fue cerca del arco defendido por Gastón Sessa.

El equipo jujeño, mejoraba su producción futbolística. Pero seguía equivocando los caminos, Gabriel Bustos, si se quiere, el jugador encargado de la elaboración de juego jugaba de espaldas al arco rival. Franco Sosa e Ignacio Sanabria constantemente lanzaban pelotazos frontales. Además, el equipo era largo, es decir que tras los pelotazos frontales perdía los rebotes y de contra el local generaba peligro.

Sobre los 36' Franco Sosa realizó un lateral largo al área grande que fue bien peinado por Quiroga para el ingreso de Solís, que lanzó un centro rasante para que Facundo Callejo, con un toque sutil de pierna derecha ponga así el empate en el marcador.


A partir de allí, con el empate en el marcador ambos equipos intentaron generar peligro en los arcos rivales pero sin tener profundidad debido a que todos los ataques morían en los pies de los centrales.

Así se fue el primer tiempo, donde Gimnasia de Jujuy comenzó dormido y terminó promediando una primera etapa de menor a mayor.

Para el complemento, "el villero" salió decidido a que los tres puntos queden en Berisso, fue así que tal vez un poco desprolijo atacaba mediante centros al Lobo Jujeño que una y otra vez despejaba el peligro.

Sobre los 7' llegó un buen centro desde el sector derecho de Mílton Céliz que Quiroga logró conectar de cabeza provocando una buena respuesta del "Gato" Sessa.

El encuentro se hacía  ida y vuelta nuevamente, pero el que más peligro generaba con sus ataques era la visita, que tres minutos más tarde tuvo en Mílton Céliz una seria chance de ampliar el marcador, pero el joven delantero intentó asistir a Quiroga y terminó regalándosela a los defensores.

Metafóricamente hablando, "en el fútbol si perdonas en el arco del frente. Lo terminas pagando en el tuyo". Y así fue, ya que sobre los 19' del complemento Mazzolla dejó en el camino a Sosa y ante la marca de Sánchez lanzó un centro atras para que Nahuel Fernandes Silva lance un tremendo remate que dejó sin respuestas al golero Lucas Hoyos. Era el 2 a 1, inmerecido pero realidad al fin.


Tras cartón llegó la respuesta de la visita, tras un pelotazo a Matías Quiroga que se metió entre los centrales y cuando estaba por definir recibió la falta de los dos centrales locales. Sí, era penal. Pero como cada vez que Pablo Díaz dirige al conjunto jujeño, no vio nada y señaló "siga siga".

A partir de allí, con el ingreso de Bauman por Callejo y el anterior ingreso de Salces por Urresti, la visita empezó a meter en su arco al local a fuerza de amor propio y vergüenza deportiva más que por buen juego. En ese momento, los dirigidos por Mario Sciacqua dejaron de lado el sistema 4-3-3 para jugar con un sistema 4-2-3-1 o 4-2-4 si se quiere.

Con tanta gente en la ofensiva, el equipo quedaba expuesto en defensa. Pero, el entrenador decidió ir nuevamente en busca del agónico empate y mandó a la cancha a Gabriel Martinena en lugar de Franco Sosa sobre los 36' del complemento.

Esta variante mostraba una clara idea del entrenador de buscar el empate. Pero acumular delanteros en cancha no te asegura ser ofensivo, porque la pelota no le llegaba a los delanteros visitantes y en cada contragolpe del local, quedaba expuesto a que el marcador sea más amplio.
Ignacio Sanabria domina ante la marca de Raverta (foto: El Tribuno)
Así se fue el encuentro. Donde Gimnasia si bien intentó todo el tiempo quedarse con los tres puntos, retrocedió un escalón en el nivel colectivo mostrado ante Huracán y Banfield.

El "Lobo Jujeño" perdió un partido clave ante un rival directo y Aldosivi se alejó a 7 puntos, pero deberá mostrarse unido para regresar a la senda del triunfo el día domingo cuando reciba a Sarmiento de Junin en el estadio 23 de Agosto a partir de las 17 hs.


Compartí en Google Plus

About Jorge Luis Chocobar Pantoja

    Blogger Comment
    Facebook Comment